Endoscopía tracto gastrointestinal inferior

http://www.youtube.com/watch?v=yLjAAal-EBUendofvid [starttext]Una endoscopia del tracto gastrointestinal inferior, también denominada colonoscopia o sigmoidoscopia, permite al médico visualizar las paredes mucosas del tracto gastrointestinal inferior. El procedimiento se utiliza como un examen de diagnóstico en personas que no presentan síntomas o para ayudar a diagnosticar el dolor abdominal sin explicación, el sangrado rectal o un cambio en los hábitos intestinales. Permite detectar inflamación, infecciones, úlceras, diverticulosis, estrechamiento intestinal, pólipos colorrectales, cáncer u otros problemas que se pueden presentar. El procedimiento se realiza utilizando un endoscopio, que es un tubo flexible, delgado y largo con una luz y una cámara de video diminuta en el extremo. La cámara transmite la imagen a un monitor.
En una sigmoidoscopia, el endoscopio sólo alcanza la parte superior del colon descendente. En una colonoscopia, el endoscopio se extiende por toda la longitud del colon hasta donde se conecta con el intestino delgado. Antes de someterse a una colonoscopia, se le colocará una vía intravenosa y se le ofrecerán medicamentos para el dolor y un sedante. Se controlará la presión sanguínea, el pulso y el nivel de oxígeno en la sangre, y es posible que también reciba oxígeno mediante una cánula nasal durante el procedimiento. Generalmente, una sigmoidoscopia no requiere este tipo de preparación o control.
La presencia del endoscopio y el aire puede provocarle calambres o presión y puede tener gases. Esto se considera una parte normal del procedimiento.
Es posible que el médico le solicite que cambie despacio de posición para maniobrar el endoscopio más fácilmente a través de las curvas del intestino inferior. Si experimenta dolor, avise al médico inmediatamente. En algunos casos, su médico puede considerar necesario realizar una biopsia. Una biopsia ayuda a distinguir entre los tejidos cancerosos y benignos, y puede ayudar a determinar la causa del sangrado, la inflamación o la diarrea. Las biopsias por lo general se realizan incluso si el médico no sospecha de la presencia de cáncer.
Si se descubren uno o más pólipos, el médico generalmente los extraerá en un procedimiento denominado polipectomia. Su médico utilizará un lazo corredizo para extraer los pólipos y luego, cauterizará sus bases para controlar el sangrado.
Después del procedimiento, se lo controlará durante media hora hasta que ya no sienta los efectos del medicamento que se le haya administrado. Necesitará contar con alguien que lo lleve a su hogar, principalmente después de someterse a una colonoscopia completa. [endtext]
Share this video :

Publicar un comentario

 
Support : Creating Website | Johny Template | Mas Template
Copyright © 2011. MedicTube - All Rights Reserved
Template Created by Creating Website Published by Mas Template
Proudly powered by Blogger